Skip links

Suiza promociona la democracia

Por Emb. Heinrich Schellenberg

 

Suiza tiene una larga tradición democrática. Desde tiempos inmemoriales, el tipo de Gobierno suizo tiene características inclusivas, incorporando a un número importante de personas en la toma de decisiones. Este concepto se fue ampliando y perfeccionando, hasta culminar en lo que hoy en día son los elementos de democracia directa como la iniciativa popular y el referéndum. Estos gozan hasta la fecha de una gran vitalidad, el pueblo suizo participa cada tres o cuatro meses en una serie de votaciones sobre temas concretos.

Este sistema político es sui géneris y no puede ser trasladado tal cual a otros países y culturas. No obstante, la promoción de la democracia en el mundo es uno de los objetivos de nuestra política exterior y se inscribe en nuestros esfuerzos por propiciar la paz, libertad, seguridad, justicia y los derechos humanos. Es una tarea que se lleva a cabo tanto a nivel multilateral como bilateral. Asimismo, el país promueve nuevas iniciativas y asociaciones innovadoras con otros Estados, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales (ONGs), con el sector empresarial y la comunidad científica. La base de esta política se encuentra en el artículo 54 de la Constitución Suiza, apartado 2: “La Confederación se esforzará por preservar la independencia y la prosperidad de Suiza; contribuirá, en particular, al socorro de las poblaciones necesitadas y a la lucha contra la pobreza, así como a la promoción del respeto de los derechos humanos, de la democracia, de la coexistencia pacífica de los pueblos y de la preservación de los recursos naturales.”

En 2020, Suiza dedicó 3.343 millones de francos a la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), lo que corresponde al 0,48% Producto Bruto Interno (PBI). Suiza ocupa el noveno lugar en la comparación de la AOD de los países miembros del Comité de Ayuda al Desarrollo de la OCDE. La AOD de Suiza proviene principalmente de los créditos marco de la cooperación internacional del gobierno federal, que son aprobados por el parlamento cada cuatro años y que incluyen la ayuda humanitaria y la cooperación al desarrollo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), así como las medidas de fomento de la paz y la seguridad humana de la División de Paz y Derechos Humanos del Departamento Federal de Asuntos Exteriores (DFAE) de Suiza. En Argentina, los proyectos apoyados cada año por la Embajada corresponden a estas dos fuentes.

La Embajada de Suiza en Argentina, como todas las Embajadas de la red exterior de Suiza, tiene a disposición un pequeño fondo para desarrollar proyectos implementados a través de organizaciones de la sociedad civil en el país anfitrión. El objetivo buscado es que estas semillas que aporta Suiza se desarrollen en plantas fuertes, es decir que sus proyectos continúen en el tiempo. En este marco, la Embajada de Suiza en la Argentina establece un apoyo financiero a proyectos de cooperación y desarrollo en todo el territorio de la República Argentina. En 2021, se priorizaron proyectos que abordan temas relacionados con el uso racional de la energía y energías renovables; proyectos productivos sustentables; y proyectos de educación e integración para niños y jóvenes en situación de precariedad. 

En este año, dos proyectos fueron elegidos para fortalecer la democracia en la Argentina enfocados en la juventud y en mujeres líderes y candidatas. El primero se materializó a través de un proyecto impulsado por la ONG Chequeado con el fin de robustecer la capacidad crítica de los adolescentes y acompañar la formación en la participación ciudadana de los jóvenes, en particular a aquellos de entre 16 y 18 años que se están incorporando a la vida cívica y al debate público, para que puedan tomar un rol activo e informado. 

El segundo proyecto, implementado por Transparencia Electoral, incluyó la actualización del Mapa de Conflictividad Electoral elaborado en 2017, lo cual sirvió como diagnóstico para identificar los distritos con menor grado de integridad electoral de los cuales se seleccionaron a mujeres líderes y referentes de distintas fuerzas políticas para que adquieran herramientas para ser candidatas competitivas. El objetivo de esta capacitación es generar compromiso con el establecimiento de una agenda con perspectiva de género desde la campaña y fortalecer las habilidades de las candidatas y dirigentes en comunicación política; capacitación mediática; organización de campañas electorales y liderazgo democrático con perspectiva de género. Cincuenta años después de la instauración del derecho al voto de las mujeres a nivel federal en Suiza, la Embajada también aprovechó la ocasión para brindar su apoyo a un proyecto que promueve la participación de las mujeres en la política argentina.

A razón de diez proyectos por año durante la última década, la Embajada de Suiza logró apoyar alrededor de cien organizaciones de la sociedad civil en Argentina. La convocatoria para los proyectos del año 2022 se abrirá en noviembre de este año y se puede encontrar en la página web de la embajada.

Leave a comment