Skip links

Manifestación, el privilegio de unos pocos: los seguidores del régimen

Por Sofia María Fiorentino. Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella.

Es de público conocimiento que ningún ciudadano cubano tiene el derecho a expresar sus penurias contra el régimen, mediante protestas puramente pacíficas. A pesar que las Constituciones de 1976 y 2019 reconocen el derecho a manifestarse, y que la Carta Magna establece los derechos “de reunión, manifestación y asociación con fines lícitos y pacíficos, se reconocen por el Estado siempre que se ejerzan con respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la Ley”, el régimen elige reprimir las expresiones de descontento.

Sin reconocer el aval de la Constitución el régimen busca oficializar lo que ya es cotidiano. Por medio de la Ley de Manifestación y Reunión, prevén otorgarle el derecho constitucional o el mal llamado “privilegio de manifestarse” sólo a aquellos que fueran partidarios del régimen. No solamente intentan regular las concentraciones populares opositoras, sino que además pretenden determinar qué es considerado arte y qué no, por medio del infame Decreto 349.

El controversial escrito estipula el arte y regula la propia actividad artística, privilegiando lo literario o artístico. Según Alina Estévez desde el Ministerio de Cultura el régimen busca “combatir la mediocridad, la banalidad, el irrespeto y el intrusismo profesional, son las premisas fundamentales de esta necesaria regulación”. En otras palabras, buscan combatir movimientos opositores que intentan expresar las desigualdades entre los bandos de la isla. Este combate se logra mediante el control estatal de las doctrinas avaladas, la persecución, censura, desaparición de personas y, en múltiples casos, el encarcelamiento de todos aquellos que no estén de acuerdo con el régimen.

Además de limitar la libertad artística a través de la ley, la cúpula mafiosa elige hacerlo públicamente a través de la desaprobación de ciertos artistas, tal como lo han hecho con Silvio Rodríguez, uno de los dos mejores compositores cubanos del siglo XX. Pero él no es el único sometido al autoritarismo del gobierno. Alrededor de 1971 ocurrió el famoso caso Padilla, que generó la detención del escritor Heberto Padilla y su autocrítica forzada frente a la Unión de Escritores. En la misma, tuvo que culparse por haber elegido el bando contrarrevolucionario, que fue incentivado por los “enemigos extranjeros de la revolución”.

La relación régimen-artistas está quebrantada desde hace más de medio siglo. El quinquenio gris, contexto cultural de los años 70, donde varios artistas y escritores, entre ellos, el dramaturgo Antón Arrufat y Reynaldo Arenas terminaron marginados por el régimen, exiliados o reeducados en centros de detención. Justamente, por esta relación caótica y, específicamente, tras la sanción del Decreto 349 surgió el Movimiento San Isidro (MSI).

El MSI originado en 2018, lo conforman un grupo de artistas, académicos y periodistas – individuos con formación desigual- que se oponen al Decreto alegando que el mismo limita la expresión cultural de la totalidad de los cubanos. Según la perspectiva del Presidente Díaz Canel, el Movimiento San Isidro, “es un acto de reality show imperial, con el objetivo de destruir nuestra identidad y volvernos a someter. Todos esos planes serán derrotados”. Sin embargo, este colectivo de miembros de la academia y artistas lograron captar la atención mundial luego de protagonizar una de las protestas más importantes y trascendentes de este siglo frente al Ministerio de la Cultura el día 27 de noviembre de 2020.

La manifestación fue inédita, ya que -hasta ese momento- fue la única de carácter masivo, que fue no convocada por el régimen. Se realizó en contra de la estatización de la creación artística.

El Movimiento San Isidro, sufre en primera línea la desacreditación y el autoritarismo del régimen, que es justamente a lo que se oponen. Los miembros del grupo son hostigados y vigilados las 24 horas del día, siendo así sometidos a exigentes restricciones que limitan su libertad. Sin embargo, de acuerdo al derecho internacional, el hostigamiento y la vigilancia son inconcebibles, ya que violan los derechos íntimos y todas las libertades de los cubanos, que viven constantemente la amenaza de ser arrestados y sometidos a procesos sumarísimos.

 

Los miembros del MSI no solo eligieron la manifestación en la vía pública, sino que además realizaron varios de sus miembros, una huelga de hambre en nombre de la reivindicación artística y de la libertad de expresión y, principalmente, por la pronta liberación de Denis Solís (quien se define a sí mismo como partidario de Donald Trump[1]). La huelga caduca el 26 de noviembre con la intervención de la policía en la sede del MSI en la calle Damas (Barrio San Isidro) y la detención de varios de sus miembros.

Ese día, ocurre la detención de una de las voces más destacadas del MSI, Luis Manuel Otero Alcántara, trasladado a un hospital, donde lo vigilaron los agentes de seguridad del régimen. Luego de ser liberado, vivió con policías de vecinos, frente a su casa lo controlaban desde camionetas estacionadas para tal fin.

Durante esos meses, el régimen cubano interrumpió el diálogo con el Movimiento debido a las marchas y huelga de hambre, ya que estos fueron considerados “ataques frontales a la dirección de la Revolución Cubana, bajo el disfraz del arte”.

Seguidamente, el régimen cubano acusó a los miembros del MSI de estar al servicio, de recibir financiamiento y de recibir apoyo logístico de los Estados Unidos, siendo declarados en medios oficiales como “terroristas”. Según los líderes cubanos, EE. UU, a través de un “show mediático” busca llevar adelante su “estrategia de guerra no convencional para intentar derrocar la Revolución”. A pesar de estas acusaciones, el gobierno norteamericano por medio del Senado, aprobó una resolución condenando la represión del régimen y solidarizándose con los “miembros del Movimiento San Isidro y por sus esfuerzos en promover la libertad de expresión en Cuba”.

Además de instar a los funcionarios del Ministerio de Cultura cubano a evitar la violencia física que ejerce sobre sus ciudadanos, solicita la derogación de los Decretos 349 y 370 por sus propias contradicciones. El último decreto establece, que “cualquiera de sus manifestaciones y soportes, son de propiedad socialista de todo el pueblo o de las organizaciones políticas, sociales y de masas” pero a la vez “El Estado reconoce, respeta y garantiza a las personas, la libertad de pensamiento, conciencia y expresión”. Es de público conocimiento, que jamás ha existido en la historia de la isla castrista, el derecho de manifestarse por fuera de las convocadas por el propio régimen.

Finalmente, condenó el accionar del Ministro de Cultura de la isla, Alpidio Alonso, quien protagonizó actos de violencia para con sus conciudadanos durante los reclamos del 27 de noviembre de 2020 y durante enero de 2021, ya que considera que cualquier protesta opositora al régimen es sinónimo de no solo desacato, sino de desorden público y resistencia a la revolución. Obviamente, se aferran a la situación de pandemia para sostener que las manifestaciones propagan el virus, pero cuidado, que no son todas, sino solo las manifestaciones de la oposición.

Sin embargo, EE.UU. no es el único país que condena las actitudes del régimen cubano, la prestigiosa Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas, ha expresado su repudio al decir “El acoso y la intimidación permanente contra miembros del Movimiento San Isidro, (…) poniendo de manifiesto la represión constante que ejerce el régimen cubano contra los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de expresión en el país”. Obviamente el régimen va a continuar deteniendo ciudadanos cubanos opositores- como lo hizo con integrantes del MSI, pero nunca logrará acallar sus ideas.

Durante el transcurso del mes de julio, se dieron protestas de dimensión superior a las de noviembre de 2020. El levantamiento nacional acompañado del hashtag #SOSCuba en redes sociales, los cubanos demandaron por la “libertad política”. Entre los artistas que apoyaron el movimiento se encuentran, Daddy Yankee, Kany García y Residente, quienes intentaron recolectar insumos medicinales, dinero, alimentos, todos ellos escasos en la isla, ya que el régimen se negó a recibir ayuda del exterior, y solo permitió ayuda del gobierno ruso.

Los cubanos aprovecharon esta enorme oportunidad para alertar al mundo del desgaste del régimen cubano, en todos los aspectos, financiero, social, político y sanitario. Como se mencionó anteriormente, expusieron al mundo la delicada situación gracias a internet, que una vez evidenciada la represión clandestina fue inhabilitada por 48hs., acompañada de cortes de suministro eléctrico realizados adrede por el régimen. El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas especificó que los “Estados (…) no deben bloquear u obstaculizar la conexión a la Internet en relación con las reuniones pacíficas”. Luego de las manifestaciones del 11 de julio del 2021, múltiples artistas decidieron apoyar al movimiento opositor a través de temas musicales para darle visibilidad a la gravedad del asunto.

Como afirma Alicia Civita, en su nota para el periódico Los Ángeles Times, la música de los artistas cubanos se convirtió en “una llama que avivó los sentimientos de libertad y repudio a un régimen que ha abusado a un pueblo por décadas”. En febrero de 2021, artistas reggaetoneros como Gente de Zona, músicos como Descemer Bueno, Maykel Osorbo (del MSI), Yotuel Romero y Eliecer Márquez (“El Funky”), estrenaron la canción “Patria y Vida” para quitar el infame lema predecesor “Patria y Muerte”. Esta canción, rápidamente se transformó en el himno nacional de las inolvidables protestas contra el Presidente Miguel Díaz Canel. Eliecer Márquez y Maykel Osorbo fueron encarcelados y liberados bajo prisión domiciliaria en consecuencia.

Entre otros temas musicales, se encuentra “Por Cuba” compuesta por los artistas Rubén Paz, Ramón Fabián Veloz y su hijo Hanoi, para acompañar al movimiento de cubanos disidentes. Peter Abad Regalado, el empresario musical, bien expresa: “La música siempre ha movido montañas, pero en un pueblo tan musical como el cubano, es parte de nuestra forma de comunicarnos”. Gracias al alcance de los videos y fotos que revelan la violencia y represión, la Organización Human Rights Watch afirmó que “los reportes que recibimos de Cuba son desoladores, calles altamente militarizadas, cientos de manifestantes detenidos”. Sin embargo, el régimen no dejó pasar esta oportunidad para ejercer su diaria y continua represión, en esta oportunidad mediante multas equivalentes a un salario mensual, a aquellos que se dignaran a escuchar la canción “Patria y Vida”.

Asimismo, Ramón Lavado Martínez, conocido mayoritariamente como “El Chacal”, también apoyó el movimiento con la canción “11 de julio”. Es un homenaje a los cubanos que se manifestaron contra el régimen y buscan denunciar las irregularidades del régimen y las condiciones humanitarias en Cuba. En esta canción, hace referencia al Presidente Miguel Díaz Canel de la siguiente forma: “le tiraste a mi pueblo sin medir las consecuencias/ se acabó la paciencia/ todo pudo ser distinto por un futuro mejor/ pero tú no eres un líder, tú lo que eres es un dictador”.

Finalmente, son numerosas las formas de protesta que se han evidenciado en Cuba, pero la cultura y, específicamente, la música han sido el móvil del descontento popular. Aunque les pueda costar la vida propia, los cubanos desesperadamente buscan medios por los cuales expresarse y como dice la canción “11 de Julio” de El Chacal, “denunciar lo que sufre mi pueblo, crímenes, secuestros, genocidio. Que el mundo sepa que en Cuba no tenemos alimentos, no tenemos medicinas, no tenemos calidad de vida, no tenemos libertad”. Es hora de que el mundo colabore y les recuerde a los cubanos que el esfuerzo de sus manifestaciones no es en vano y que hay un centenar de personas preocupadas por su vida que están dispuestas a ayudarlos para recuperar el bien más preciado, la LIBERTAD.

Referencias

[1] “Qué es el Movimiento San Isidro, la protesta cultural que inquieta al gobierno cubano”. Infobae. Recuperado el día 30/07/2021, en:  <https://www.infobae.com/cultura/2021/02/06/que-es-el-movimiento-san-isidro-la-protesta-cultural-que-inquieta-al-gobierno-cubano/>

Fuentes

  1. Qué es el Movimiento San Isidro, la protesta cultural que inquieta al gobierno cubano. Infobae.  Recuperado el día 30/07/2021, en: <https://www.infobae.com/cultura/2021/02/06/que-es-el-movimiento-san-isidro-la-protesta-cultural-que-inquieta-al-gobierno-cubano/>
  2. Cuba: El movimiento San Isidro y sus aliados, sometidos a aterradores niveles de vigilancia. Amnesty International. Recuperado el día 30/07/2021, en: <https://www.amnesty.org/es/latest/news/2020/12/cuba-san-isidro-movement-allies-under-frightening-levels-surveillance/>
  3. Movimiento San Isidro: el gobierno de Cuba anuncia la ruptura del diálogo con los artistas que protagonizaron una de las mayores protestas de los últimos 60 años. BBC News. Recuperado el día 30/07/2021, en: <https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-55167554
  4. Cuba: El acoso al movimiento San Isidro ilustra la agresión constante a la libertad de expresión. Amnesty International. Recuperado el día 30/07/2021, en: <https://www.amnesty.org/es/latest/news/2020/11/cuba-harassment-exemplifies-ongoing-assault-freedom-expression/>
  5. Senado de EEUU aprueba resolución en apoyo al Movimiento San Isidro. Cuba Net. Recuperado el día 30/07/2021, en: <https://www.cubanet.org/noticias/senado-eeuu-aprueba-resolucion-en-apoyo-movimiento-san-isidro/>
  6. Manifestarse en Cuba: un privilegio de seguidores del régimen, aunque no sea con fines pacíficos. Diario de Cuba. Recuperado el día 30/07/2021, en: <https://diariodecuba.com/derechos-humanos/1626889300_31670.html?__cf_chl_jschl_tk__=pmd_c97acd00932cf5d99b3d0ca83c9c2860ef041059-1628020736-0-gqNtZGzNAfijcnBszQl6>
  7. Cuba y su Decreto Ley 370: aniquilando la libertad de expresión en Internet. Reporteros sin fronteras. recuperado el día 04/08/2021, en: <https://rsf.org/es/noticias/cuba-y-su-decreto-ley-370-aniquilando-la-libertad-de-expresion-en-internet>
  8. El Movimiento San Isidro difundió la lista de las personas detenidas/desaparecidas por el régimen tras las protestas en Cuba. Infobae. Recuperado el día 30/07/2021, en: <https://www.infobae.com/america/america-latina/2021/07/12/el-movimiento-san-isidro-difundio-la-lista-de-las-personas-detenidas-y-desaparecidas-por-el-regimen-tras-las-protestas-en-cuba/>
  9. Qué y quiénes encendieron la indignación de los cubanos y los sacó a protestar a las calles. Los Angeles Times en Español. Recuperado el día 30/07/2021, en: <https://www.latimes.com/espanol/entretenimiento/articulo/2021-07-15/que-y-quienes-encendieron-la-indignacion-de-los-cubanos-y-los-saco-a-protestar-a-las-calles>
  10. “Por Cuba”: Otro tema musical inspirado en el Movimiento San Isidro. Cuba Net. Recuperado el día 30/07/2021, en:<https://www.cubanet.org/entretenimiento/por-cuba-otro-tema-musical-inspirado-en-el-movimiento-san-isidro/>
  11. “Por Cuba”: Otro tema musical inspirado en el Movimiento San Isidro. Cuba Net. Recuerpado el día 30/07/2021, en: <https://www.cubanet.org/entretenimiento/por-cuba-otro-tema-musical-inspirado-en-el-movimiento-san-isidro/>
  12. Líderes opositores y de la sociedad civil encarcelados tras las protestas del #SOSCuba. Radio televisión Martí. Recuerado el día 30/07/2021, en: <https://www.radiotelevisionmarti.com/a/l%C3%ADderes-opositores-y-de-la-sociedad-civil-encarcelados-tras-las-protestas-del-soscuba/300331.html>
  13. Protestas en Cuba: información actualizada. Amnesty International. Recuperado el día 30/07/2021, en: <https://www.amnesty.org/es/latest/news/2021/07/cuba-protests-updates/>
  14. ‘El Chacal’ estrena la canción ’11 de julio’ en homenaje a los manifestantes cubanos. EL Diario de Cuba. Recuperado el día 30/07/2021, en: <https://diariodecuba.com/cultura/1627230104_32921.html?__cf_chl_jschl_tk__=pmd_7c7da6161cdd905b2a49d94d48f99f861c32dc71-1628089424-0-gqNtZGzNAfijcnBszQmO>

Leave a comment