Skip links

Resumen semanal #8 del Observatorio Legislativo de Cuba

Casi un mes después de que Cuba viviera una serie de protestas históricas que revelaron como nunca antes el sistema de inteligencia que el régimen controla, la Asamblea Nacional pareciera haber retomado sus actividades con total normalidad.

En las últimas semanas, a través de la comisión de Relaciones Internacionales y los Grupos de Amistad Parlamentaria, la principal labor de la Asamblea se enfocó en reforzar el apoyo internacional hacia el régimen cubano y el repudio al bloqueo de EEUU. Si miramos unos meses atrás, los temas centrales para el parlamento no parecen haber cambiado mucho.

Es así que los comunicados más recientes del Parlamento Cubano muestran mensajes de diferentes personalidades y los distintos grupos de amistad como el Grupo Parlamentario de Amistad Guinea Bissau-Cuba, o el diputado de la Asamblea de la República Portuguesa, António Filipe Gaião Rodrigues, presidente del Grupo Parlamentario de Amistad Portugal-Cuba con frases como la siguiente: «En este momento tan difícil, en el que las dificultades del bloqueo se combinan con los problemas creados por la pandemia, envío al pueblo cubano deseos de valentía y la seguridad de que no está solo. Estamos con ustedes en la lucha por un mundo más justo y solidario». De este modo el parlamento intenta asegurarse una especie de barrera que se sustenta en el apoyo internacional.

Mientras tanto, hace exactamente un mes, que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Esteban Lazo Hernández, comunicaba la suspensión del Séptimo Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su IX Legislatura convocado para el día 14 de julio.

Según el calendario legislativo y de acuerdo a lo previsto tras la aprobación de la nueva Constitución del año 2019, debía darse tratamiento a cuatro proyectos: la Ley de los Tribunales de Justicia, pretende la actualización de las normas de que regulan las tareas de la actividad judicial relacionada con la organización de tribunales, su jurisdicción y competencia, requisitos de los magistrados y demás jueces, como los procesos para su elección y revocación; el Código de Procesos,  comprende el tratamiento de los procedimientos para la tramitación y solución de los asuntos en materias civil, familiar, mercantil, del trabajo y la seguridad social; la Ley del Proceso Administrativo, este tipo de procesos se encamina en una vía independiente de los planteados previamente y establece los principios que rigen el proceso administrativo; y la Ley del Proceso Penal,  adaptándose a las disposiciones de la reciente Constitución, pretende consolidar el orden interno a partir de la garantía y la protección de derechos.

Según la Ley No 131/2019 “De Organización y Funcionamiento de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado de la República de Cuba” en su Capítulo VII DE LAS COMISIONES DE TRABAJO DE LA ASAMBLEA NACIONAL DEL PODER POPULAR, establece que La Asamblea Nacional del Poder Popular, «para el mejor desempeño de sus atribuciones, constituye, a propuesta del Consejo de Estado, comisiones de trabajo integradas por diputados». El trabajo de estas comisiones está planeado en concordancia con el calendario previsto para el parlamento.

Aunque la actual legislatura cuenta con once comisiones permanentes que deben asistir y acompañar el trabajo de la asamblea, en el último tiempo no se registraron reuniones o comunicados de trabajo de las mismas que den cuenta de su funcionamiento. En el mismo sentido, el equipo del Observatorio Legislativo de Cuba de DemoAmlat tampoco ha podido comprobar que el Consejo de Estado haya continuado sesionando, como está previsto, mientras la Asamblea se encuentra en periodo de receso.

Al momento, no solo no se cuenta con una fecha para el tratamiento de los proyectos antes mencionados, sino que además se superarían los plazos establecidos en la Décima Disposición Transitoria de la nueva Constitución que dicta lo siguiente: El Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo Popular, en el plazo de dieciocho meses de entrada en vigor de la Constitución, presenta a la Asamblea Nacional del Poder Popular el proyecto de nueva Ley de los Tribunales Populares, ajustado a los cambios que en la presente Constitución se establecen, así como las propuestas de modificaciones a la Ley de Procedimiento Penal y a la Ley de Procedimiento Civil, Administrativo, Laboral y Económico, que correspondan.

Sumado a una situación que entorpece la posibilidad de recabar información oficial, ya que el sitio web del Parlamento, único sitio donde hasta el momento se puede relevar de manera oficial el trabajo realizado, se ha convertido en un repositorio donde descansan comunicados y felicitaciones por parte de las autoridades con gran carga ideológica.

Leave a comment