Skip links

“China está dispuesta a hablar y hacer justicia por Cuba a nivel internacional”

Las relaciones diplomáticas entre China y Cuba comenzaron con Mao Tse Tung y Fidel Castro durante la Guerra Fría en septiembre de 1960, pese a la caída de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y del bloque comunista en el mundo, los vínculos iniciados por los ex’s líderes lograron perdurar hasta la actualidad gestando lazos bilaterales fuertes entre ambos países. 

En los últimos diálogos que mantuvo el presidente de Cuba, Miguel Diaz-Canel, con el mandatario Chino, Xi Jinping, se comprometieron a continuar con la cooperación para afrontar la pandemia, además buscar conseguir una mayor integración económica y comercial entre los países. Xi Jinping destacó el liderazgo del Partido Comunista de Cuba frente a los acontecimientos del #11J desde el portal web del medio chino Global Times, dijo: “Los cubanos han salvaguardado los frutos de su revolución. La causa socialista nunca ha sido un viaje tranquilo y los comunistas siempre buscan la supervivencia y el desarrollo y obtienen la victoria a través de las luchas” también sostuvo que, “China está dispuesta a hablar y hacer justicia por Cuba a nivel internacional”.

Estas relaciones diplomáticas fueron evolucionando y alcanzando diferentes niveles de cooperación e interdependencia, gracias a la estrecha amistad que mantiene Xi Jinping con Miguel Diaz Canel. Tal grado de acercamiento ha convertido a China en uno de los socios comerciales más importantes de Cuba, según la Oficina Nacional de Estadística e Información, desde el gigante asiatico provienen la mayoría de las importaciones que llegan a la isla caribeña y este país también es el principal destino de las exportaciones cubanas. 

En materia económica se anunció a través de la Embajada de la Habana en Beijing por twitter, comunicaron que Cuba contará con un espacio propio en la plataforma china de comercio “JD.com” lo cual permitirá a las empresas cubanas insertar sus productos y servicios en el mercado chino por medio del comercio electrónico.

Al inicio de la pandemia Covid-19, el respaldo a la isla se materializó con el envío desde China de insumos sanitarios, entre ellos, kits de prueba, insumos de protección, concentradores de oxígeno, respiradores artificiales, entre otros. Este apoyo sanitario aún continúa, de hecho las últimas donaciones recibidas fueron durante el mes de agosto del presente año, llegando a la Habana 22 toneladas de insumos y artículos sanitarios destinados a médicos y pacientes que luchan contra el virus SRAS -Cov-2. El Embajador de China Ma Hui que reside en la isla, desde su red personal en twitter anticipó que este mes llegarán más donaciones para ayudar a combatirlo.  

Además, se espera que en los próximos meses se comience a distribuir y administrar a los ciudadanos, dos dosis -con sus respectivos intervalos de tiempo- de Sinopharm (vacuna China) y como refuerzo también inyectaran dos dosis más de Soberana plus (vacuna cubana) por lo que el esquema de vacunación de los cubanos y cubanas contará con cuatro vacunas anti-covid.

Si bien los esfuerzos de China fueron agradecidos por la comunidad cubana, no fueron suficientes para el avance del coronavirus, causa que se sumó al descontento popular, a raíz de esto, manifestaciones convulsionaron el escenario político de Cuba el #11J, como era de esperarse, el país dirigido por Xi Jinping nuevamente mostró su respaldo al régimen cubano. Ante la situación que atravesó la isla se refirió para el medio Prensa Latina la Directora del departamento de información del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, quien denunció a Estados Unidos por “el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto contra Cuba, que es la causa principal de las carencias médicas”, de la misma manera el portavoz de dicho Ministerio, Zhao Lijian  también expresó que China dará “firme apoyo a Cuba en la protección de la estabilidad social, y rechazó cualquier acto de injerencia en sus asuntos internos y exigió a Estados Unidos levantar el bloqueo”.

Es claro que los vínculos entre China y Cuba han alcanzado un óptimo nivel de interdependencia económica y comercial lo cual formalmente no es perjudicial para los cubanos, ya que ante las posibilidades de incrementar el comercio internacional entre países, estos deberían resultar beneficiados y por ende el nivel de vida de los ciudadanos debería mejorar. Sin embargo, sí resulta un tanto nociva la falta de ética de Xi Jinping para defender y elogiar las medidas tomadas por el Gobierno de Díaz-Canel frente a los reclamos y demandas sociales, dado que si bien el Derecho Internacional reconoce que se debe respetar la soberanía de otro Estado y la no injerencia en sus asuntos internos. No obstante, la inviolabilidad de los Derechos Humanos es un valor universal dentro del Derecho Internacional y por ende el principio de no injerencia está supeditado al cumplimiento y protección de dicho valor. En el caso de Cuba los Derechos Humanos fueron amedrentados por el Gobierno, lo cual no debería ser elogiado ni defendido, ya que para mantener la seguridad de los cubanos es necesario que los Estados que pertenecen a la Comunidad Internacional demuestran una mayor preocupación y tomen las medidas necesarias para encaminar a los Estados de Cuba. 

Leave a comment