Skip links

La “marcha silenciosa”, el éxodo balsero

Por Sofia María Fiorentino. Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella.

El éxodo silencioso que acompaña las protestas masivas a lo largo de la isla.

La emigración según la Real Academia Española es el “desplazamiento geográfico de individuos o grupos, generalmente por causas económicas, sociales y humanitarias”,  desde el inicio de la existencia del ser humano. Este fenómeno viene adquiriendo dimensiones preocupantes, pero a la vez es fuente de esperanza para los miles de cubanos que anhelan libertad y una vida digna para ellos mismos y sus descendientes. Empero, la principal preocupación de los desamparados es sobrevivir.

Si bien es dificultoso remontar al momento específico en el cual comenzó el suceso en cuestión, se puede afirmar que el mismo se agravó luego del triunfo de la Revolución Cubana en 1959 y la llegada del dictador Fidel Castro al poder. Desde aquel entonces se ha acusado al régimen de violaciones sistemáticas a los derechos como la libertad de expresión y circulación, agravado por el precario sistema de salud que genera una necesidad imperiosa para escapar al exterior. Sin embargo, no se logra, ni el régimen permite la creación de un frente opositor lo suficientemente poderoso para intervenir en esta tragedia que suma décadas.

Entre los opositores al régimen y sus atrocidades se encuentran los Estados Unidos, el principal receptor de inmigrantes cubanos y por su puesto, de las críticas del régimen dictatorial cubano. El régimen no pierde oportunidad para intentar generar acusaciones en contra de Estados Unidos de utilizar su política migratoria como “un instrumento de la hostilidad hacia nuestro país desde el mismo triunfo de la revolución en 1959”. Es importante destacar, que el 20% de la población cubana está en el exilio y el país norteamericano es quien alberga a la mitad de los cubanos que residen fuera de la isla.

Huir de Cuba no es tarea fácil y los trágicos episodios en los cuales múltiples cubanos perdieron su vida intentando llegar a algún país vecino de forma ilegal, evidencian todos los peligros que implica este éxodo desordenado y tan precario. En base a los datos que ofrece el Ministerio del Interior Norteamericano, desde el mes de Octubre de 2020, se han repartiado 512 cubanos que emigraron, como acatación de la declaración bilateral firmada el 12 de enero de 2017 por la cual ambos países se comprometieron a garantizar la migración no sólo segura sino que también regular y ordenada.

Esta es la principal diferencia con la coyuntura del 59´, donde nadie arriesgaba su vida en una balsa precaria, que no está preparada para las condiciones naturales del Estrecho de Florida, las cuales pueden ser muy peligrosas. Tal como lo afirma el capitán Adam Chamie, Comandante de la Guardia Costera en Cayo Hueso, el clima es muy cambiante y el mar puede llegar a ser inexorable. Es por ello, que él mismo insiste al cubano “Por favor, no se adentre en el mar”.

A pesar de solidarizarse con el pueblo cubano el Departamento de Seguridad Nacional aconseja no realizar estas peligrosidades y afirman continuar reforzando el sistema de monitoreo de toda actividad irregular que provoque un incremento de la migración marítima ilegal e insegura. No son solo ellos y el Capitán Adam Chamie, los que fomentan este argumento sino también organizaciones como el Movimiento Democracia – Grupo de Exilio Cubano, sugieren a los cubanos reservarse de subirse a las balsas y quedarse a apoyar las protestas.

Igualmente, el aumento de los cubanos migrantes demuestra que el peligro del viaje no desincentiva a los cubanos, ya que los costos de oportunidad de quedarse en Cuba superan cualquier miedo que implique el viaje ya que si no lo hacen morirán igualmente de hambruna en su tierra. La realidad es que la gente está totalmente desesperada, inmersa en una crisis acentuada por la pandemia y su frustración ha aumentado a tal nivel que prefieren lanzarse a las aguas del mar e intentar huir del martirio que viven en la isla.

Obviamente esta desesperación disparó alarmas a niveles internacionales y gracias a las protestas masivas de las últimas semanas, el mundo va comprendiendo la severa crisis económica y social de la isla gracias a la existencia del internet intermitente de la isla. Por demás, la desesperanza cubana no hace más que visibilizar la ineptitud insoslayable del “modelo” del régimen cubano, agotado, perimido y obsoleto, la destrucción de la infraestructura del país, que agravado por el pésimo manejo de la pandemia y de la nueva y brutal represión con procesos sumarísimos y encarcelamiento de cientos de cubanos manifestantes. Toda esta tragedia, perpetuada y avalada por décadas, hace prever que no descarte que la migración de carácter masivo continúe en un corto plazo.

Tal como se ha mencionado anteriormente, los números de balseros cubanos son altos y pretenden seguir creciendo debido a la pandemia. Sin embargo, son menores que aquellos que existían al momento de la ley de los “pies secos/pies mojados” de 1995, que fue derogada durante el gobierno del Presidente Obama. Esta ley indicaba que todo cubano que pisara suelo estadounidense accedería automáticamente a la ley de ajuste urbano que les daba la oportunidad de conseguir residencia legal en Estados Unidos. El término “pies mojados” demarca que las personas que lograran llegar a suelo tendrían mayores beneficios que aquellos cubanos que fueran interceptados en el mar. Este factor fue el que provocó la salida de miles de balseros durante años. Luego de la derogación, cualquiera que entre al país de forma ilegal será instantáneamente deportado, tal como les sucedió a los más de 500 cubanos en lo que va del año.

Obviamente era de esperar, que el régimen cubano culpara al Gobierno de Estados Unidos por la oleada de migrantes cubanos, alegando que las políticas norteamericanas generan incentivos para que los cubanos huyan “irregularmente hacia territorio americano, poniendo en riesgo sus vidas”. Según la cúpula de la dictadura, aquellos incentivos se fortalecen gracias a la vigencia del robusto bloqueo económico y de la Ley de Ajuste, y por supuesto, la derogación de la política de pies secos/pies mojados. Es más, Bruno Rodríguez, canciller cubano, invocó a un supuesto incumplimiento de obligaciones de los acuerdos migratorios bilaterales por parte del país estadounidense, especialmente, conceder 20.000 visas a lo largo del año para emigrantes cubanos. Además, el director de asuntos consulares y de cubanos residentes en el exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Ernesto Soberón, descalificó las políticas y se refirió a las mismas como “un instrumento de la hostilidad hacia nuestro país desde el mismo triunfo de la revolución en 1959”.

Para hacer frente a los estímulos de huida, el régimen a través de medios oficiales ofrece notas periodísticas para desincentivar la oleada de cubanos emigrantes. Para ello, publican reportajes sobre historias de balseros que fueron interceptados o que lamentablemente perdieron la vida durante su intento de escape, así también como críticas o escraches…? al gobierno estadounidense por el cerramiento de trámites consulares en la Embajada norteamericana en La Habana. De nuevo, el director Soberón, culpa a los Estados Unidos de obstaculizar el flujo de viajeros ordenado y el incumplimiento de las políticas anteriormente mencionadas. Pero esto nunca le interesó al régimen cubano.

Al contrario, las políticas migratorias de Estados Unidos han sido más que generosas para con los cubanos, y el hecho de que casi 1 millón y medio de ciudadanos residan en este país es prueba de ello. Cerrar servicios consulares en La Habana, eliminar las visas o suspensión de vuelos no son más que una defensa legítima de Estados Unidos que hace falta destacar, sufrió ataques que carecen de explicación hace poco tiempo en su embajada en La Habana. A pesar de argumentar que Estados Unidos tiene como objetivo “desacreditar y desestabilizar a la Isla”, el régimen no tiene ninguna explicación para expresar por qué es que el 20% de su población huyó y se encuentra en el extranjero. Tampoco saben explicar por qué es que cada 15 años aproximadamente se produce un estallido dentro del país que obliga a los cubanos a huir al extranjero.

¿Pero qué es lo que actualmente motiva a los balseros a huir? Los agravantes son varios a nivel nacional y a continuación se proveerá detalle de cada uno de ellos. En otras palabras, las causas son completamente internas y refieren a las penosas y calamitosas condiciones de vida.

En primer lugar, la pandemia ha reforzado la escasez de alimentos y remedios debido a los cierres parciales de las fronteras cubanas, y ello sumado al desmoronamiento de la industria del turismo, que les aporta algunos dólares, deterioraron el nivel de vida de los cubanos, aún más. Los crecientes niveles de pobreza por la caída del turismo no sólo desesperan a la población sino que sientan la base para un nuevo éxodo. Esta emergencia sanitaria en Cuba se funda en el aumento de cubanos hospitalizados y el agotamiento gradual de recursos humanos dentro de los hospitales y materiales.

Obviamente la falta de recursos no es limitada solamente para hacerle frente a la pandemia del Covid-19, sino que hay escasez de medicamentos básicos, que llevaron a el resurgimiento de enfermedades como la escabiosis también conocida como sarna. En muchos casos, los cubanos optaron por la vía de las redes sociales, donaciones o el comercio ilegal para hacerse de medicamentos en medio de la crisis. En base a todo lo anterior, durante las protestas de principio de mes, usuarios cubanos en Twitter comenzaron campañas como “SOSMatanzas” para denunciar la situación de crisis evidente del país y para pedir ayuda humanitaria. Una vez más, la historia se vuelve a repetir, y el régimen cubano culpa a Estados Unidos por el “bloqueo” y por intentar promover sus intereses. No obstante, la cúpula cubana niega estar bloqueando la entrada de ayuda humanitaria, siempre y cuando sea por “medios pertinentes”.

En segundo lugar, la isla cubana se enfrenta a una crisis económica. La disposición económica del país es precaria y afecta cada vez a más ciudadanos debido a la dolarización de la economía y la dificultad de acceder a productos de primera necesidad, tan básicos como los alimentos. Cabe resaltar, que estos últimos se comercializan desde finales del 2019 en divisas extranjeras, promoviendo una desigualdad y malestar nunca antes visto. Recíprocamente, esta coyuntura se ve agravada por el desordenado Plan de Ordenamiento Económico. Esta tarea que comenzó en enero de 2021 estaba principalmente destinada a eliminar el sistema bimonetario existente y ajustar los salarios y las tasas de cambio. Si bien nació con objetivos interesantes no pudo sobrellevar el timing de la pandemia, donde las consecuencias de la misma a nivel económico y social, desencadenaron el proceso inverso al deseado, re-dolarizar la economía.

La gravedad de la deplorable situación socio-económica se evidencia en el resurgimiento de los apagones. A pesar de que La Unión Nacional Eléctrica (UNE) y el Ministerio de Energía y Minas (Minem) emitieron una nota oficial que afirmaba que los cortes serían temporales, los cubanos no confían en los comunicados del gobierno. Estos cortes de energía se deben a que Cuba presenta limitaciones a nivel tecnológico en sus bloques de generación térmica y principalmente de distribución de combustible a los grupos electrógenos. En palabras no burocráticas, Cuba no está recibiendo suficiente combustible. Los cubanos se encuentran rememorando los años 90, específicamente el período especial.

Finalmente, la crisis social cubana se refleja en las protestas pacíficas que sacuden a la Isla que comenzaron el 11 de julio de San Antonio de los Baños. Las protestas que se extendieron en pocas horas a todo el territorio nacional exhibiéndose al mundo, a través de videos e imágenes, muestran el nivel de intolerancia y represión que denota el régimen cubano contra la oposición. Los cubanos salieron a reclamar libertad, vacunas, la renuncia del presidente Miguel Díaz-Canel y por sobre todo mejoras de las condiciones generales del país. Los ciudadanos se enfrentan día a día a las brutales fuerzas represivas de seguridad, incitando a escapar del país en balsas para llegar a Florida en busca del sueño americano.

A modo de conclusión, los factores nacionales propios del régimen como la falta del valor más preciado de la libertad, son los que movilizan a los cubanos a embarcarse en balsas inseguras con el deseo de liberarse del régimen opresor. Muchos han optado por irse a Florida, otros prefieren otros regímenes comunistas como Rusia, y muchos otros han muerto en el intento de huir. Ante esta lamentable situación, las naciones del mundo deben unirse, dejar de ser condescendientes y cómplices de esta tragedia que con lleva 60 años y atender el llamado desesperado de emergencia que están haciendo los cubanos, que la revolución fue, es y será un fracaso único histórico insoslayable, que sometió a generaciones de cubanos a desintegrar sus familias y vivir bajo la opresión permanente de un dictador fanático sin LIBERTAD.

Referencias

  1. “El éxodo de los balseros cubanos en imágenes”. BBC News. Recuperado el día 22/07/2021, en <https://www.bbc.com/mundo/video_fotos/2014/08/140828_galeria_fotos_balseros_exodo_msd>
  2. “El Gobierno de EEUU pide a los cubanos que no se lancen al mar: no se les permitirá entrar, avisa.” Diario de Cuba. Recuperado el día 21/07/2021 en <https://diariodecuba.com/cuba/1626362667_32674.html>
  3. “Se reactiva el trágico ‘éxodo silencioso’ de balseros cubanos ante la penuria en la Isla”. Diario de Cuba. Recuperado el día 21/07/2021 en <https://diariodecuba.com/cuba/1625840720_32538.html>
  4. “Vende sus pocos bienes en Cuba para volar a Moscú: “Prefiero la Rusia de Putin”. 14 y Medio. Recuperado el día 21/07/2021 en <https://www.14ymedio.com/cuba/migracion-Cuba-Rusia-Rusia_0_3114888491.html>
  5. “La Guardia Costera de EE UU repatría a 46 balseros cubanos“. 14 y Medio.  Recuperado el día 21/07/2021 en <https://www.14ymedio.com/internacional/Guardia-Costera-EE-UU-balseros_0_3104089573.html>
  6. Más de 500 balseros han sido devueltos a Cuba desde enero”. 14 y Medio. Recuperado el día 21/07/2021 en <https://www.14ymedio.com/cuba/balseros-migracion_ilegal-Cuba-EE_UU_0_3120887889.html>
  7. Pandemia, colapso económico y represión: fórmula perfecta para estampida migratoria de cubanos, alertan expertos”. Radio Televisión Martí. Recuperado el día 21/07/2021 en <https://www.radiotelevisionmarti.com/a/pandemia-escasez-colapso-econ%C3%B3mico-y-represi%C3%B3n-f%C3%B3rmula-perfecta-para-la-estampida-migratoria-de-cubanos/298942.html>
  8. “¿POR QUÉ ESTALLARON LAS PROTESTAS EN CUBA?”. El Toque. Recuperado el día 21/07/2021 en: <https://eltoque.com/por-que-estallaron-las-protestas-en-cuba>
  9. Por la pandemia aumentó considerablemente el número de balseros cubanos tratando de llegar a Florida”. Infobae. Recuperado el día 21/07/2021 en <https://www.infobae.com/america/eeuu/2021/02/25/por-la-pandemia-aumento-considerablemente-el-numero-de-balseros-cubanos-tratando-de-llegar-a-florida/>

 

 

Leave a comment