Skip links

Entrevista a Carmen Velarde, Jefa Nacional del RENIEC de Perú: “las estadísticas dicen que el 98,9% es la población identificada en el Perú. Aún nos queda un reto del 1% por identificar”

El pasado 20 de abril Transparencia Electoral celebró el webinar “Registros electorales, biometría y el futuro de la autenticación del elector”, con la participación de la Carmen Velarde, Jefa del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), Kelvin Aguirre, Presidente del Consejo Nacional Electoral de Honduras, Rui Santos, especialista en tecnología electoral, y Alberto Uez, auditor informático electoral. 

A continuación, presentamos en un formato de preguntas y respuestas la exposición de la Jefa del RENIEC, Carmen Velarde, de cara a las elecciones regionales y municipales de Perú del próximo 2 de octubre.

 

¿Cómo está conformada la organización electoral en Perú y qué papel cumple el RENIEC?

Sobre el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), primero quiero dejar constancia de que Perú tiene un sistema electoral que está conformado por tres instituciones: tenemos el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que imparte la justicia electoral, tenemos la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) encargada de realizar toda la logística para el desarrollo de una elección concreta y tenemos al RENIEC que se encarga de elaborar el padrón electoral. 

RENIEC tiene todas las funciones identificatorias para el Perú. Tiene a su cargo los registros civiles, lo que nos permite tener entonces la información desde las actas de nacimiento, las actas de matrimonio, como también las actas de defunción. Generamos el documento nacional de identidad, en Perú conocido como DNI, por lo tanto, tenemos también una base de datos con la información de todos los ciudadanos con DNI, que se llama Registro Único de Identificación de Personas Naturales (RUIPN). Paralelamente, usando esa información generamos el padrón electoral para cada elección, padrón que se cierra un año antes de acuerdo a la ley. 

 

¿Qué innovaciones han implementado desde el RENIEC y con qué desafíos se encuentran?

Hemos generado un DNI electrónico, que cuenta con un chip que permite al ciudadano una firma digital para cualquier tipo de documento y que pueda autenticarse mejor ante los servicios del Estado. Nosotros colocamos certificados digitales en ese chip para que todo peruano tenga una firma digital. La ley también nos solicita que realicemos vínculos de parentesco para casos en los cuales haya, por ejemplo, temas de tráficos de influencias o determinados temas de la lucha contra la corrupción. 

Brindamos servicios digitales para el acceso a nuestros servicios y productos, entonces con este marco nuestra población identificada, el RUIPN alcanza a 36 millones de peruanos, casi un millón viviendo en el extranjero y las estadísticas dicen que el 98,9% es la población identificada en el Perú. Aún nos queda un reto del 1% por identificar.

Hay que tener en cuenta cuál es el contexto de cada país y que vivimos todavía una transición hacia lo digital en América Latina; por lo tanto, hay personas que van a poder utilizar bien las tecnologías, pero hay otras que van a preferir todavía una atención presencial. Entonces tenemos centros de atención en distintos puntos del país para que los ciudadanos puedan hacer su trámite de obtención de documento de identificación o cualquier rectificación. Para eso, algo que recogemos en nuestra base de datos para el RUIPN es la captura de la imagen, tenemos una captura en vivo. Antes traía cada ciudadano su foto pasaporte, ahora es tomada en el RENIEC para tener una foto con buen peso para el reconocimiento facial. Recogemos también la huella dactilar y la firma digital. Con esta información RENIEC creó un aplicativo que se llama App DNI BIOFACIAL que se puede bajar en Android o en IOS y que permite que el ciudadano pueda hacer trámites en línea comparando los datos en el sistema. 

 

¿Qué funciones cumple RENIEC en la confección del padrón electoral?

Cuando nos solicita el sistema electoral un padrón, nos está solicitando una foto. Es decir, una lista de electores en el Perú, ciudadanos mayores de 18 que van a votar y esta lista se cierra en una fecha concreta, a un año de las elecciones. Debe recoger los nombres, apellidos, número de DNI, la foto, firma digitalizada, domicilio e incluso el grado de discapacidad. 

Por supuesto, nosotros debemos ir depurando el padrón electoral, por ejemplo, retirando a las personas fallecidas. De acuerdo a la ley, cuando una persona fallece el médico le da un certificado de defunción, pero este no tiene efecto en el registro, por lo que algún familiar tiene que acudir al registro para declarar el fallecimiento. Por la pandemia RENIEC emitió una resolución por la cual declaraba que se iba a emitir el acta de defunción de oficio sin que deba acercarse una persona. Esto nos ha permitido capturar poco más del 90% de las defunciones y por lo tanto depurar el padrón mucho más rápido. 

Nosotros depuramos los fallecimientos, hacemos fiscalizaciones, supervisiones, vamos a las casas a verificar si efectivamente viven ahí las personas y por ley, cada tres meses hacemos llegar a la ONPE y al JNE las nuevas inscripciones, las bajas o de repente si alguien acaba de adquirir la nacionalidad peruana, para que conozcan como se viene moviendo este padrón electoral. 

Esta información constantemente se está actualizando. Nosotros teníamos que aprobar un padrón electoral que tiene 24,759,909 personas habilitadas para votar en el Perú, de las cuales más de 8 millones están en Lima. Además, en nuestro padrón electoral hay más mujeres que hombres. 

También de acuerdo al grupo etario vamos verificando cuál es mayor, por ejemplo, de 18 a 29 años tenemos más de 6 millones de jóvenes que van a votar. Nuestra norma permite que cuando se cierra el padrón se incluya a todos los jóvenes que van a cumplir 18 años incluso hasta el mismo día de la elección, así que en este padrón están todos los jóvenes que incluso el 2 de octubre cumple 18 años. 

 

¿Qué balance hace de la campaña comunicacional “el padrón lo hacemos todos”?

La campaña “El padrón lo hacemos todos” fue precisa para poder lograr la depuración, no solo con la limpieza del RENIEC, sino que necesitamos lo más importante que es el insumo que nos da el propio ciudadano. Por ello decidimos lanzar esta campaña a la que se sumaron muchos periodistas, artistas, influencers e invitamos a los ciudadanos a decirles “renueva tu DNI”. Allí apareció algo interesante, teníamos personas que aún tenían el DNI de niños pero tenían más de 18 años. 149 mil personas tenían su DNI de cuando eran menores de edad, en el padrón aún salía la foto de niño.

Finalmente, pre publicamos toda la lista, lo que sería el padrón electoral para que la ciudadanía visite nuestro sitio web y nos diga si su familiar fallecido está en el padrón para retirarlo. Tuvimos más de 150 mil visitas, muchas personas se sumaron a la difusión de esta campaña. Así es como hemos depurado este padrón. 

Leave a comment