Skip links

Criminalización de la observación electoral en Cuba

En Cuba está criminalizada la observación electoral, lo que ubica al país en el último lugar del  Índice de observación electoral de América Latina de Transparencia Electoral, en la categoría de “observación electoral fallida”.

Sin embargo, grupos de ciudadanos independientes han recopilado información sobre el desarrollo de los procesos electorales, cuyos informes de las elecciones de 2017-2018 se pueden encontrar en el libro “Así se vota en Cuba”.

Las personas que monitorearon el proceso electoral reportaron que debido a sus acciones sufrieron:

  • Persecución
  • Hostigamientos
  • Impedimentos para entrar a los recintos de votación
  • Restricciones de salida del país
  • Detenciones arbitrarias
  • Interrogatorios por parte de la Seguridad del Estado

De acuerdo a la CIDH, “tales tácticas represivas forman parte de un patrón empleado directamente por el Estado (…) en perjuicio de todo individuo cuya labor sea identificada como una amenaza contra el actual sistema de gobierno.”

La observación electoral como forma de participación en los asuntos políticos está consagrada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en Cuba es sistemáticamente perseguida y criminalizada.

Desde DemoAmlat y Transparencia Electoral exigimos garantías para que los ciudadanos organizados puedan observar las elecciones en Cuba.

Leave a comment