Skip links

Comunicado del 16 de julio del Comité Ciudadanos por la Integración Racial

La Habana, 16 de julio de 2021

Comité Ciudadanos por la Integración Racial

La gramática de las protestas ocurridas el 11 de julio de 2021 ha sido muy diversa. Resalta con mucha fuerza en cada una de las imágenes que recorren el mundo el grito de cimarronaje también de desesperanza de aquellos que históricamente llevan sobre sus espaldas el precio de la desigualdad, la pobreza y la discriminación. Muchos de esos jóvenes han sentido sobre sus espaldas el maltrato cotidiano de los agentes del orden sobre todo cuando se aplican practicas arbitrarias desde la pedagogía de perfiles racializados

La Cuba profunda bajo razones legitimas también salió a las calles, desde la más occidental de las provincias hasta el Santiago heroico y rebelde los insumisos salieron a exponer demandas con una larga incubación, ausencia de respuestas estales donde se manifiesta una   acumulada crisis de confianza política lo cual venía dando señales desde hace mucho tiempo. Hoy Cuba duele, pero lo sucedido es una historia documentada que jamás se borrara de la memoria nacional.

Sobre la profunda crisis sanitaria cabalgan otras crisis acumuladas que se traducen en crisis de confianza política en las instituciones y el Estado, crisis de inseguridad alimentaria, crisis de los cuidados, crisis energética, crisis demográfica también migratoria, crisis de los ingresos ante una reforma económica que permite el crecimiento de personas aún más vulnerables. La crisis sanitaria ha sido un soporte para poner al desnudo muchísimas desigualdades en la cual una parte significativa de la población   se encuentra acorralada entre la pobreza y la indiferencia.

El Estado está obligado a dar cumplimiento a un plan legislativo que permita ampliar leyes en materia de derechos civiles y político, el Estado está obligado a renovar medidas de protección para los sectores más humildes y más vulnerables ,  la implementación de políticas públicas enfocada en  los barrios y territorios más empobrecidos continua siendo una asignatura pendiente pues  programas como los Talleres de Transformación Integral  del Barrio y Redes barriales fracasaron pues el descontento y las desigualdades no se pueden capitalizar ni administrar desde posiciones paternalistas.

Desde el Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR) hemos sido testigo en primera fila de las realidades de cada uno de esos territorios desiguales, barrios, ciudadelas y cuarterías donde la gente aun con la esperanza perdida vive” la caliente” el día a día.

Una vez más le recordamos al   Estado su obligación de asumir con responsabilidad política y social la adopción de medidas reales que den garantía a un proceso de políticas públicas que estén acompañadas de instrumentos de protección social para enfrentar la pobreza y las desigualdades que hoy marcan a la sociedad cubana. Nos preocupa también la cantidad de jóvenes violentados en sus derechos que hoy están detenidos bajo procesos investigativos y una parte significativa son afrodescendientes. Ante esta realidad el Programa Nacional de Gobierno contra el Racismo y la Discriminación aun se encuentra ausente de la esfera pública y fuera del alcance de la ciudadanía.

El Estado como servidor público está obligado a comprometerse a emprender acciones urgentes decididas y firmes que avancen en el reconocimiento, protección y ampliación de los derechos civiles y políticos de la ciudadanía.

Leave a comment