Skip links

CHILE: DE LA CAPUCHA A LA MASCARILLA

Chile Antes de la Pandemia

¿Recuerdan la “revolución de los 30 pesos”? Aquel aumento de la tarifa del sistema público de transporte en Santiago de Chile que entró en vigor el 6 de octubre de 2019, sin embargo, no solamente fue dicho incremento, sino “30 años de desigualdad social” -según relato de manifestantes- que creo un estallido social en toda la República de Chile. Un estallido social que fue incentivado e iniciado por los estudiantes chilenos y se esparció hacia diferentes sectores sociales, realizando estos, distintos disturbios masivos en el metro de Santiago, que provocaron la formulación de medidas reformistas por parte de las autoridades chilenas para reducir la tensión social y el malestar generalizado, a lo que le denominaron “Nueva Agenda Social” donde en ella se incluyen proyectos y reformas como el tema de las pensiones, salud, economía y administración, en el ámbito social y en seguridad anti vandalismo, posvandalismo y reconstrucción de edificios públicos y privados, reforma tributaria, aprobación de un nuevo proceso constitucional, entre otras que será importante conocer, sin embargo es importante mencionar también las alegaciones de los manifestantes y las respuestas de las autoridades chilenas frente a ello, dado que a esto lleva la democracia a escuchar y ser escuchado, a opinar, a involucrarse a un dialogo pacífico y con soluciones para todos. La estructura principal de este acontecimiento social son pretensiones validas de analizar y tomar en cuenta como una nación democrática, pues son el reflejo del comportamiento de una sociedad que ha sufrido distintos acontecimientos históricos como las dictaduras, desigualdad económica, los altos costos de la vida, la represión brutal por parte de las fuerzas estatales,  sumando a ello una crisis sanitaria y pandemia mundial llamada “COVID-19” que actualmente ha golpeado duramente a aquella nación, y que aun así y de una vez por todas desea encontrar un presente y futuro mejor todos.

¿Camino chileno hacia la reconstrucción o mejoramiento?

Las normas sociales dentro de un territorio determinado deben ir encaminadas al involucramiento de todos los sectores sociales mediante la constante evolución que esta pueda tener con el paso del tiempo, las necesidades son distintas todos los días y los factores económicos, sociales y políticos se modifican mediante el paso del tiempo, claramente y como propósito de cualquier ciudadano del mundo, desea ver progreso y desarrollo en su misma tierra. Elementos que deben ir a acompañados también del respeto profundo por los derechos humanos, derechos fundamentales de la persona humana, normativas que se acoplen a la realidad nacional y evitar en todo momento los abusos del poder público como manera de restricción de derechos y obligaciones, dado que las políticas restrictivas, autoritarias, populistas y demagógicas no funcionan en ningún país del planeta ya que solo crean pobreza, miseria y violaciones de derechos. Es entonces, que la República de Chile siendo uno de los países más desarrollados del continente americano (PNUD, 2019), uno de los países con mayor PIB per cápita de América, estando en el puesto No. 10, con $16,280.00 (FMI, 2019), siendo la economía No. 42 del mundo, según el Fondo Monetario Internacional, en cuanto al Índice de Desarrollo Humano o IDH, que elabora las Naciones Unidas para medir el progreso de un país y que en definitiva nos muestra el nivel de vida de sus habitantes, indica que los chilenos se encuentran en el puesto 44, si la razón para visitar Chile son negocios, es útil saber que Chile se encuentra en el 56º puesto de los 190 que conforman el ranking Doing Business, que clasifica los países según la facilidad que ofrecen para hacer negocios. En cuanto al Índice de Percepción de la Corrupción del sector público en Chile ha sido de 67 puntos, así pues, sus habitantes tienen un bajo nivel de percepción de corrupción gubernamental (Macro, 2019) y así podríamos mencionar más datos que arrojan la positividad de un sistema que durante el tiempo ha sacado a miles de chilenos de la pobreza, sin embargo es importante que esta generación de riqueza  no vaya destinado a las elites empresariales o burocráticas de Chile, sino al contrario, vayan destinado a involucrar a toda la ciudadanía mediante incentivos que generen aún más producción, más derechos, más posibilidades de crecimiento personal y colectivo, más emprendimiento, sostenibilidad como beneficiario principal el pueblo chileno, respetando las normas de cooperación entre todos aquellos interesados en optar por un Chile mejor.

Chile en Pandemia

Actualmente, en medio de una grave enfermedad conocida como coronavirus (COVID-19), se ha suspendido toda agenda política, económica y social en Chile, dejando en espera temas importantes y esperanzado a que, al pasar estos momentos críticos de salud, pueda Chile aclarar y brindar a toda su población los mecanismos oportunos para llevar a un consenso total entre todas las partes involucradas. Sin embargo, lo que no ha parado han sido las manifestaciones en contra de las medidas impuestas por el gobierno del presidente de la República Sebastián Piñera en emergencia del COVID – 19, con consignas populares “Tenemos Hambre”, “Necesitamos Trabajar, Necesitamos Ayuda”, “Piñeravirus es más mortal que el coronavirus”.

Ante esta emergencia mundial queda evidenciado que ningún país del planeta estaba preparado para afrontar tal crisis, sin embargo, con las manifestaciones en América Latina desde Chile hasta México, han podido renacer en tiempo de Coronavirus, confirmando las precariedades de los sistemas de salud y volcando aun así sus exigencias a las autoridades reiterativamente. Los tiempos en Chile desde octubre del año pasado, hasta la actualidad no han sido nada fácil, protestas sociales, enfermedad, recesión económica, despidos masivos, etc. Pero…

¿Qué se espera para Chile Pos Pandemia?

La población espera que para octubre del presente año se lleve a cabo el proceso de reforma constitucional para poder establecer las bases sociales de la “nueva Chile” y se implementen o se lleven a cabo la “Nueva Agenda Social”, donde se involucre a la mayor parte de la población en la vida política del país beneficiando a los ahora afectados, asimismo que se pueda levantar económicamente de un periodo que será difícil no solo para Chile sino para todo el mundo.

Es por ello que las autoridades chilenas no deben hacer caso omiso ante las peticiones del pueblo chileno, tratando en todo momento de seguir la agenda propuesta y evitar caer en otros temas con propósito de evitar el debate social ya propuesto, desviándose de las normas democráticas al querer imponer una sola decisión que no esté consensuada por la mayoría.

Es por ello por lo que, al querer retomar las agendas de país, nadie se ponga la capucha, la careta, el tapabocas al hablar sobre el futuro de la nación y que siga la democracia sin ningún tipo de sesgo, ni censura.

 

 

Bibliografía

FMI, F. M. (2019). Informe Anual del FMI de 2019.

Macro, D. (2019). DatosMacro.com. Obtenido de DatosMacro.com: https://datosmacro.expansion.com/paises/chile

PNUD, P. d. (2019). Informe sobre Desarrollo Humano 2019. 1 UN Plaza, Nueva York, NY 10017, Estados Unidos: AGS, RR Donnelle.

 

 

Leave a comment