Skip links

Resumen semanal #4 del Observatorio Legislativo de Cuba

El pasado lunes 5 de julio el sitio web de la Asamblea Nacional de Poder Popular (ANPP) publicó un comunicado oficial firmado por Esteban Lazo Hernández, Presidente de la ANPP, donde anunciaba la suspensión del Séptimo Periodo Ordinario de sesiones en su IX Legislatura prevista para el próximo 14 de julio. Donde se debían tratar los anteproyectos de Ley de los Tribunales de Justicia, Código de Procesos, Ley del Proceso Administrativo, y la Ley del Proceso Penal.

En el comunicado el presidente de la ANPP justifica esta decisión argumentando que: “…teniendo en cuenta la compleja situación epidemiológica como resultado de la pandemia de COVID-19 en los últimos días y la necesidad de contribuir al cumplimiento de las medidas aprobadas para su enfrentamiento”. Según los registros del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), los casos en la isla han ido en aumento desde finales de junio y en la última semana no han bajado de los 3000 casos diarios. Hasta el miércoles 7 de julio el MINSAP informó que Cuba acumulaba un total de 218.396 muestras positivas de Covid-19.

Al aumento de casos positivos en la isla, se le suma un inminente colapso en el sistema de salud. Desde hace meses nos encontramos con trabajadores de la salud y ciudadanos de diferentes puntos del país que solicitan a través de redes sociales y medios de comunicación la intervención del gobierno cubano, para que se invierta en un mayor abastecimiento de insumos de salud y una mejoría de las condiciones de trabajo en sus hospitales. Demandas que al día de hoy no recibieron respuestas favorables.

En un marco de normalidad, está previsto en el Artículo 110 de la Constitución de la República que la ANPP se reúna dos veces al año -en julio y diciembre- para llevar adelante las sesiones ordinarias. Durante el año 2020, a raíz de las limitaciones impuestas por la pandemia y la no implementación de estrategias que posibiliten llevar a cabo las sesiones, se ha visto un retraso en el Cronograma Legislativo aprobado en el año 2019. Recién en octubre del 2020 se convocó al Sexto Periodo Ordinario de Sesiones de la ANPP en su IX Legislatura, proponiendo la modalidad mixta (virtual y presencial, dependiendo la ubicación geográfica de los representantes). En diciembre de 2020 se aprobó un nuevo Cronograma para la IX Legislatura, que preveía que la primera sesión del año 2021 se realice en el presente mes de julio.

Si bien en el último tiempo se mantuvo la actividad de las sesiones del Consejo de Estado y de las comisiones permanentes de trabajo de la ANPP, es de vital importancia que la Asamblea continúe llevando adelante sus funciones.

Por ello, resaltamos (1) que el Parlamento Cubano mantiene un régimen acotado en el que sólo sesiona dos veces al año delegando al Consejo de Estado muchas de sus funciones mientras no se encuentra sesionando -a diferencia del resto de los países de la región-, esto de por sí dificulta el ejercicio de plena participación ciudadana, (2) que la pandemia y, fundamentalmente, la falta de estrategias para continuar con la actividad parlamentaria (a casi un año y medio del impacto de la misma en la isla) ha generado un retraso en el cumplimiento del cronograma legislativo y (3) que desde octubre del 2020 se adoptó el sistema mixto para las sesiones, de modo que sólo los representantes por La Habana participarán de manera presencial y el resto lo harán mediante videoconferencias.

Por último, se debe tener en cuenta que más allá de las posibilidades de que la ANPP sesione en un futuro próximo (con las adecuaciones al contexto sanitario), hasta la fecha y según el último comunicado de Lazo Hernández no se prevé una nueva fecha para la celebración del Séptimo Periodo Ordinario de Sesiones.

Leave a comment