Skip links

Cuba: un país con una Constitución que carece de validez

Un derecho nuevamente fue amedrentado por el Gobierno de Cuba, desde el movimiento político “Archipiélago” convocaron por redes sociales[1] al pueblo cubano a realizar una marcha pacífica el día 15 de noviembre, para reclamar mayor respeto a los Derechos Humanos y pedir por la libertad para los presos políticos “en pos de la resolución de nuestras diferencias de la manera pacífica y democrática”.

La respuesta del Régimen fue coartar aún más la libertad del pueblo, desde su perfil en la red social Twitter[2], el movimiento “Archipiélago” dio a conocer la carta de respuesta que dio el Gobierno de Miguel Diaz-Canel a través de la cual denegaron la petición argumentando que “No se reconoce legitimidad en las razones que se esgrimen para la marcha” y aseveran que “Los promotores y sus proyecciones públicas, así como los vínculos de algunos con organizaciones subversivas o agencias financiadas por el gobierno estadounidense tienen la intención manifiesta de promover un cambio de sistema político en Cuba”, por lo cual la manifestación desde la percepción de las autoridades cubanas es presuntamente ilegal, ya que el “sistema socialista” es “irrevocable”.

Cabe destacar que, la manifestación fue solicitada dentro del propio marco jurídico que provee la Constitución de Cuba[3], que establece en su Artículo 56 que “Los derechos de reunión, manifestación y asociación con fines lícitos y pacíficos, se reconocen por el Estado siempre que se ejerzan con respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley”.

A los fines de enriquecer esta lectura debe hacerse mención también a dos artículos igual de importantes que el anterior, el Artículo 46 nos dice que “Todas las personas tienen derecho a la vida, la integridad física y moral, la libertad, la justicia, la seguridad, la paz, la salud, la educación, la cultura, la recreación, el deporte y a su desarrollo integral”. Por último el Artículo 54 instruye que “El Estado reconoce, respeta y garantiza a las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresión. La objeción de conciencia no puede invocarse con el propósito de evadir el cumplimiento de la ley o impedir a otro su cumplimiento o el ejercicio de sus derechos”.

Pese a la negativa del Gobierno, los manifestantes recurren a estos derechos y continúan decididos a llevar adelante la manifestación programada para el 15 de noviembre. Esto es una muestra más del valor y el cambio que se dio en el imaginario colectivo del pueblo cubano luego de las manifestaciones ocurridas el 11 de julio de este año.

Teniendo en cuenta las disposiciones constitucionales antes expuestas, no es difícil entender que los cubanos y cubanas al solicitar la manifestación pacífica y exponer las razones de la misma -que, a su vez, están de acuerdo con los tres artículos-, no buscan actuar de manera ilegal sino que, al contrario, intentan ejercer derechos que están constitucionalmente reconocidos, en los cuales debe insoslayablemente basarse el Gobierno en sus actuaciones.

Quienes cometen un acto ilegal no son los manifestantes, es el mismo Gobierno cubano que al crear un “enemigo interno” que presuntamente trata de cambiar el sistema político, buscan desde su visión falaz seguir negando los derechos del pueblo cubano, ya que ahora ellos con sus reclamos y solicitudes son entendidos como una amenaza, es decir son el enemigo.

Es paradójico que un Estado que se rige bajo una constitución en la cual se le garantizan derechos, libertades y obligaciones a sus ciudadanos, continúe haciendo uso de estrategias que en su momento fueron ejecutadas por Stalin en la antigua URSS, contra cualquier disidente de su pensamiento. Se puede observar que, aunque el Estado cubano trate de modernizarse e incluir nuevos derechos y libertades para sus ciudadanos, estos no son más que meros documentos formales, ya que en la práctica aún continúan vigentes los antiguos métodos de represión, opresión y persecución socialistas que solo sirven para sostener un régimen dictatorial corrupto.

 

[1] https://twitter.com/ArchipielagoCu/status/1444318072098148357/photo/1

[2] https://twitter.com/ArchipielagoCu/status/1447946233922957321/photo/1

[3] http://biblioteca.clacso.edu.ar/clacso/se/20191016105022/Constitucion-Cuba-2019.pdf

Leave a comment